Inicio Noticia Finaliza el proyecto de biodigestores financiado por AECID

Finaliza el proyecto de biodigestores financiado por AECID

Finaliza el proyecto de biodigestores financiado por AECID

 

El pasado mes de octubre, ha finalizado el proyecto “Mejora de las condiciones térmicas de la vivienda rural en la zona altoandina de la provincia de Quispicanchi mediante biodigestores (Cusco – Perú)”, ejecutado por la Asociación Jesús Obrero – CCAIJO y Taller de Solidaridad, con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID.

El proyecto ha tenido una duración de 20 meses, a lo largo de los cuales se ha trabajado con 65 familias campesinas quechuas de los distritos de Ccatcca y Ocongate, que viven en la cordillera andina, entre los 3.500 y 4.100 msnm. Se trata de familias pobres y vulnerables a las condiciones extremas de bajas temperaturas típicas de la zona andina.

El proyecto ha consistido en el acondicionamiento de 65 viviendas saludables, que ha implicado una modificación sustancial de la infraestructura y distribución de la vivienda campesina, separando la parte productiva (almacén de herramientas e insumos agrícolas, sitio para la cría de animales, etc.) de la parte familiar (dormitorio, cocina, salón, baño). En cada vivienda se ha instalado un biodigestor para la producción de biogás, que es utilizado para la cocina, para mantener una temperatura adecuada en la casa, y para calefacción de los galpones de cuyes (producción ganadera). Además el biodigestor genera dos subproductos, biosol y biol, que son utilizados como fertilizantes orgánicos en los huertos familiares, mejorando la producción del mismo.

De este proceso, rescatamos una frase muy repetida por las familias: “vivimos mejor que en la ciudad”, que refleja la percepción de las comodidades que han logrado gracias al proyecto, a través de la innovación en la estructura de sus viviendas, la crianza de los cuyes, el uso del biogás y a mejora de la productividad y producción agrícola con los fertilizantes orgánicos. Todos estos cambios han generado una nueva forma de vivir de las familias, que contribuye a mejorar su calidad de vida y, en definitiva, al “Buen Vivir”.

Biodigestores como energía alternativa sostenible. Perú