Inicio Noticia Más formación, menos violencia de Género

Más formación, menos violencia de Género

Se gradúan en educación primaria el primer grupo de mujeres a través del programa de alfabetización que apoyamos en Cochabamba (Bolivia)

 

“Han pasado tres años desde que comenzó en Cochabamba el proyecto de Mujeres formadas para el desarrollo y, este 25 de Noviembre, hemos podido recoger los primeros frutos. Un día de celebración y fiesta en el que pudimos ver cómo estas mujeres lograban parte de sus sueños, y una satisfacción para aquellos que las acompañamos, por ver cumplida una meta más en su empoderamiento”

Jesús García Consuegra, coordinador de proyectos de Taller de Solidaridad

 

Más formación, menos violencia de Género

 

Favorecer el acceso a la formación de estas mujeres ha contribuido a su fortalecimiento y les brindará herramientas para reclamar sus derechos y enfrentarse a los abusos. Su sueño, es un logro compartido que se ha conseguido gracias a su esfuerzo y tenacidad,  gracias a la comunidad de Siervas de San José que acompañan este proceso en Bolivia y gracias a Taller de Solidaridad, que año tras año, hemos comprometido nuestros fondos propios y hemos buscado aliados como el Ayuntamiento de Badajoz que en 2016 ha destinado a la formación de estas mujeres 6.600 euros.

Las Siervas de San José llevan trabajando en Cochabamba desde el año 1998, momento en el que comenzaron un proyecto de mujeres bordadoras en Kami. Este proyecto, que ha estado en marcha más de 15 años, ha favorecido la formación y el acompañamiento de cientos de mujeres permitiendo una mejora de su situación económica y el aumento de sus capacidades.

IMG-20160422-WA0019Desde el año 2007 la comunidad de Siervas de San José de Kami decidieron ampliar su trabajo a la zona de Ushpa – Ushpa, insertándose en un barrio marginal mayoritariamente migrante de población campesina, con el fin de conocer la realidad y detectar las necesidades más urgentes.

Desde 2014, en Taller de Solidaridad colaboramos con las Siervas de San José a través de un proyecto formativo para mujeres campesinas, que tiene lugar en la pequeña localidad de Ushpa-Ushpa del departamento de Cochabamba, provincia de Cercado, y que interviene principalmente en tres de sus barrios: Alto Litoral, Alto Miraflores y Monte Olivos. Se trata de una zona donde la población está aumentando debido a las migraciones de indígenas campesinos en busca de trabajo y una mejor calidad de vida. La realidad es que al llegar a la ciudad la mayoría de estas personas se enfrenta a situaciones de pobreza, muchas veces sin la posibilidad de acceso a los servicios más básicos. Las condiciones económicas de las familias frecuentemente lleva consigo que muchos menores abandonen la escuela a edades muy tempranas para dedicarse a trabajos informales. Dentro de este contexto las mujeres son uno de los grupos más vulnerables de la población, en su mayoría analfabetas y confinadas al hogar, tienen muchos problemas para acceder al mercado laboral, imposibilitándose así su independencia económica, en un contexto en el que muchas de ellas sufren violencia doméstica.

IMG-20161127-WA0023El proyecto comenzó dando soporte formativo, tanto a nivel básico (alfabetización) como a nivel ocupacional (taller de costura, repostería, etc.) y humano (derechos de las mujeres) a un grupo de treinta mujeres al que, a lo largo del último año, se han sumado otras 20 que han ido llegando a los asentamientos. La evolución de la situación de las participantes en el proyecto ha sido muy positiva. Muchas ya se encuentran organizadas por comunidades y cuentan  con una coordinadora de actividades que es acompañada por las responsables del proyecto. Algunas de ellas son lideresas e influyen positivamente en acciones a favor de la población y prácticamente la mayoría saben leer y escribir y se han iniciado en capacitaciones productivas de corte y confección, repostería o tejidos. Este proceso de formación les ha facilitado el acceso al mercado laboral, promoviendo así su independencia económica.

Lo más destacable de este proyecto es la ilusión, el interés por aprender y por seguir creciendo y capacitándose de estas mujeres y su empuje para mejorar tanto su calidad de vida, como la de su familia y la de las comunidades de las que forman parte. Desde Taller de Solidaridad nos sentimos privilegiados de formar parte de este proyecto, y ver como las mujeres de Cochabamba continúan creciendo y haciendo crecer a su comunidad en materia de igualdad de género y derechos humanos.

Desde Taller de solidaridad damos la enhorabuena a estas  mujeres y nos sumamos a esta celebración