Inicio blog Tres semanas en Santa María de Nieva

Tres semanas en Santa María de Nieva

Tres semanas en Santa María de Nieva

Ya llevamos unas tres semanas en Santa María de Nieva, y nuestras labores en SAIPE empiezan a coger forma. Estamos inmersos en dos procesos de investigación, por un lado, Sergio está trabajando la construcción de una línea histórica que recoja la historia vivida y transmitida de forma oral de los pueblos Awajún.

 

 

 

Con el fin de desarrollar un documento escrito que recoja toda la historia oral de la zona, y a su vez que esta investigación permita elaborar un documento pedagógico que permita a los niños y niñas Awajún estudiar y conocer la historia de su pueblo en la escuela. Pues desde la educación los niños tienen acceso a la historia del país, que tiende a marginar y dejar de lado la situación y la historia de los 55 pueblos indígenas que viven en la selva amazónica del Perú (55 reconocidos por el Estado, pero se estima que hay unos 79 pueblos indígenas solo en esta zona). Su historia ha sido dejada de lado, cuando se trata de grupos con tradiciones ancestrales, con valores propios y en armonía con el medio ambiente, el valor de su conocimiento es incalculable. A través de la educación en historia sobre sus problemáticas, tradiciones y valores propios se busca reforzar su identidad cultural, que actualmente se encuentra en decadencia por la entrada de valores y prácticas occidentales mercantilistas.

Por otro lado, a mí me han involucrado en una investigación para tratar de conocer cuál ha sido el impacto del trabajo de diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, en las tradiciones, prácticas y valores culturales de los Awajún. Con el fin de realizar un análisis de como se ha trabajado la interculturalidad, que efectos ha tenido las diferentes formas de trabajo y valorar si las cosas se están haciendo bien o mal, a fin de mejorar. De vez en cuando hace falta mirarnos a nosotros mismos, analizar nuestro trabajo, nuestra forma de hacer y ser críticos con nosotros mismos, y más en un territorio donde la herencia cultural parece estar en decadencia, ¿hasta qué punto son las diferentes instituciones culpables de este retroceso? Hay que pararse para mirar, analizar… Y a partir de ahí elaborar un documento que sirva para mejorar los futuros proyectos que se desarrollen en el territorio, que tengan en cuenta y trabajen en términos de interculturalidad, de género, de derechos humanos, de derechos de los pueblos indígenas y de defensa del territorio.

Nuestra labor haciendo investigación también me hace replantearme los términos en los que la Cooperación Internacional al Desarrollo trabaja, donde se trabaja mucho más en ejecución, dejando muchas veces de lado la investigación, donde actualmente es complicado conseguir financiación para proyectos enfocados en la investigación. Los recortes en cooperación y ayuda humanitaria han producido una priorización en el hacer frente al ver o analizar, haciendo que muchas veces se deje de lado el análisis y la evaluación de los proyectos llevados a cabo, sin prestar atención a los impactos tanto positivos como negativos que tienen las diferentes acciones que realizamos. Creo que corremos el riesgo de reproducir errores de los que a lo mejor no nos damos cuenta que están, el trabajo en cooperación debe ser profesional, meticuloso y crítico porque no olvidemos que al final influimos directamente en la vida de las personas con las que queremos trabajar, ellos son los que se quedan cuando nosotros ya no estamos.

Begoña
Santa Maria de Nieva -Perú

1 comentario, RSS

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*