Inicio blog Érase otra vez… una maleta cargada

Érase otra vez… una maleta cargada

Ya falta poco para cerrar la cremallera de mi maleta de nuevo, para ponerla de pie sobre sus ruedas y recorrer los primeros metros de un viaje de miles de kilómetros.

Además de los artilugios necesarios, -que a veces son los que más nos preocupan cuando preparamos nuestro viaje y sin embargo son los más prescindibles-,  he cargado mi equipaje de otras muchas cosas.

En mi primer voluntariado iba con la firme intención de cumplir sueños; más tarde me di cuenta de que hay algo mucho mejor que cumplir sueños: COMPARTIRLOS. Porque es al compartir cuando todo toma sentido. Pocas actitudes hay que empobrezcan tanto como el egoísmo ya que acapara las cosas y las atrapa,  las encierra y las limita, las esconde y hace que se diluyan y se pierdan. El acto de compartir se convierte en magia y así, cuando compartimos una tristeza, se atenúa y se hace más ligera su carga y si lo compartido es una alegría, se acrecienta, se expande y se contagia.

Por eso este equipaje para Filipinas va cargado de ganas de compartir con vosotros todo lo que me depare el camino y la de ampliar nuestros horizontes, y comprobar (desde ese caballo de Troya alado que será mi avión), que las fronteras sólo son una invención del hombre para separar y dividir a los pueblos, que tras el horizonte que vemos, hay otro; que como continuidad de los horizontes de Europa, se abren los de Asia; que muchas horas después de dejar atrás el Mediterráneo, volvemos a encontrar otro mar, el de China, las Filipinas, el Pacífico,..todo en un desfile interminable de montañas, llanuras, ríos, mares,…perfectamente organizados en un baile de horizontes.

Llevo también ilusiones, y van intactas, como si fuera mi primer viaje, y las ganas infinitas de disfrutar de cada instante y de aprender.

Vamos a atravesar la vida durante este tiempo y vamos a crecer juntos; todo lo aprendido servirá para seguir llenando nuestra maleta de ilusiones, de generosidad, de entrega, de ingenuidad, de experiencia, de abrazos, de perfumes, de buenos sentimientos, de colores,,…y quien sabe de cuantas cosas más. Vamos a comprobarlo: ¡¡¡Empieza el viaje!!!

¡¡Allá vamos!!

Josefina Nieto
Filipinas
18-7-2016

http://delinaresafilipinas.blogspot.com.es/

1 comentario, RSS

  • Ana Polo Mangas

    comenta:
    19 julio, 2016 a las 5:31 pm

    Josefina, espero que te vaya muy bien por esas tierras tan queridas por mí. Te vas a encontrar con gente buena, sencilla y acogedora. Si me lo permites voy a seguir tu viaje.
    Besos
    Ana

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.