Inicio blog Experiencia de voluntariado en Cuba

Experiencia de voluntariado en Cuba

Primeros días en Cuba

 

Cuba voluntariado 2016

Por fin encontramos un momento y la disponibilidad de un servidor de internet para enviar noticias y un pequeño resumen de estos diez primeros días por Cuba con las hermanas de las Siervas de San José. Hemos sido acogidos de una manera fantástica por todas las hermanas que se muestran cercanas y cariñosas siempre, incluso en ocasiones hasta hacernos sentir sobreprotegidos y mimados. Recién llegados y tras un descanso merecido por la duración del viaje, coincidió el inicio de las Jornadas Mundiales de la Juventud aquí en la Habana, en sintonía con la vista del Papa Francisco en Krakovia. La oportunidad de vivir en primera persona un evento de tales  dimensiones (1500 jóvenes reunidos por primera vez en La Habana) hizo que las hermanas no dudasen ni un momento en asegurar nuestra participación. Han sido tres días a un ritmo frenético lleno de celebraciones y momentos que para la realidad cubana eran importantes: La celebración en la Plaza de la Catedral, el Vía crucis desde la Punta del malecón a La Catedral, la jornada de misión por el barrio, la Vigilia y celebración de clausura. Nosotros a lo mejor no nos damos cuenta de las dimensiones de este evento, pero hablando con las hermanas, parece ser que es algo histórico en Cuba y que ha resultado todo un éxito. Por lo menos ellas estaban exultantes.

cuba voluntariado 2016Después de unos días de descanso y reflexión en Guanabo, hemos comenzado una nueva fase en nuestro viaje. Ayer regresamos al Cerro, donde tienen las Siervas una casa. El Cerro es un barrio de clase muy baja. Nos trasmite una realidad cubana que para nada se acerca a la que nos enden los folletos de viajes a los programas de TV. La hermana Consuelo (nuestra tía y anfitriona
principal en todo el proyecto) no quiso dejar pasar la oportunidad de sumergirnos en la realidad de esa Cuba más necesitada, no la que se le ofrece a los turistas cuando arriban en La Habana buscando mojitos y son cubano, sino la que vive escondida en los callejones y pasillos. Dedicamos la tarde a visitar gente con la que trabajan habitualmente las hermanas, acercándonos a su realidad, su precaria forma de vida y comprobar sin filtros sus tremendas necesidades. En las caras de Humberto, Cristobalina,
Robertito pudimos darnos cuenta de la dureza que para los cubanos están suponiendo estas últimas décadas.

Hoy comenzamos nuestro trabajo en el asilo de ancianos de Miramar. Ya hemos visitado este lugar en dos ocasiones pero apenas hemos tenido contacto con las abuelas que allí residen. Desde hoy y durante tres días nuestro trabajo es contribuir junto con las hermanas a dar algo de vida a estas personas: siendo el bastón en el que se apoyen en las salidas y visitas que tienen
planteadas y que por falta de personal apenas pueden hacerse, ser esos oídos que escuchen sus historias y presten un poquito de atención y compañía y por otro lado, ayudar en las hermanas en las tareas diarias del asilo, supliendo la baja de personal que por motivos de vacaciones falta en estos momentos.

Afrontamos todo esto con mucha ilusión, además nos sentimos completamente respaldados por las hermanas y sabemos que esta parte del viaje es la sencilla, lo duro comienza el día 10 con la Misión de Santa Clara. Intentaré contar todas nuestras impresiones a nuestro regreso, pues allí es prácticamente imposible contar con un servidor o una conexión a internet.

Un saludo a todos.

08-08-2016

 

Seguimos nuestra experiencia de voluntariado

 

Estamos a unas horas de iniciar la misión Diocesana en la zona de Santa Clara. Ahora mismo escansamos de cara a los días tan difíciles que nos vienen encima. La última semana estuvimos en el asilo de ancianos que las hermanas tiene en Miramar (La Habana). Han sido unos días muy especiales allí, pues tanto las abuelas como las hermanas nos han acogido estupendamente y nos hemos sentido queridos  por todos, desde la hermana superiora a la última de las trabajadoras del asilo. Todos han sido muy atentos con nosotros y hemos intentado devolver ese cariño con trabajo y ayuda. Colaborando en las tareas domésticas, limpiar, lavar, fregar, servir las mesas como pasando rato con las abuelas, que agradecen siempre la compañía y las atenciones que las dediques.

Aparte de los paseos a ver cosillas fuera del asilo como la marina Hemingway, pudimos realizar tres talleres con ellas: uno de elaboración de pulseras con anillas de refrescos, otro de pintar y construir una imagen de la virgen de la caridad de gran tamaño, formando un puzle de 1×2 m de altura casi, una cosa preciosa en la que colaboraron todas ellas y quedaron muy satisfechas, y el último día una actividad más festiva, con bailes de su época, fotos en un photocall, dulces y gominolas…las muestras de cariño han sido muchísimas y estamos muy satisfechos los cuatro de esos días allí. Esperamos volver por allí a despedirnos al final de nuestras aventuras.

Esta mañana hemos comenzado la misión, con una jornada de retiro en la iglesia de la pastora en Santa Clara, A las cinco tendremos una ceremonia en la catedral y montaremos en nuestros respectivos camiones: Inés y Andrea hacia Viña con la hermana Consuelo y Laura y yo (David) hacia Carrillo. Por delante 8 días de trabajo y convivencia, que nos ayudarán a seguir descubriendo la verdadera realidad de Cuba.

En esta entrada no podemos incluir fotos, lo haremos o bien desde el Cerro los últimos días o bien a nuestra llegada.

11/08/2016

4 Comentarios, RSS

  • lucia

    comenta:
    24 noviembre, 2016 a las 3:39 pm

    podrian recomendarme algun lugar en cuba para ir a hacer voluntariado con niños?
    Gracias!

  • Cristian

    comenta:
    18 septiembre, 2017 a las 9:49 pm

    Quiero ir de voluntario a Cuba ya que mi mes de vacaciones me interesaria hacer algo de ayuda social.

  • Maryc

    comenta:
    31 enero, 2018 a las 3:41 am

    Hola a todos ustedes, me gusta mucho la labor que realizan, he escrito a varias ONGs y quisiera ponerme en contacto con ustedes también para trabajar en alguno de éstos proyectos de ayuda a los más necesitados. Soy Lic.Derecho, tengo 50 años y vivo en el Cerro por lo que sé perfectamente de lo que estamos hablando. Por favor oriéntenme a dónde dirigirme, se estan creando aquí en Cuba algunas Organizaciones para ayuda pero no sé por donde comenzar a que puerta tocar para pertenecer a alguna y me gustaría mucho dar mi aporte principalmente a los niños.

    Agradecida de antemano espero su respuesta.

  • MARTA

    comenta:
    15 mayo, 2018 a las 2:02 pm

    Hola! Mi nombre es Marta Caldú y me gustaría hacer un voluntariado en Cuba.
    Soy profesora de economía en bachillerato en un colegio de Madrid, y como docente podría hacer cualquier labor que se me asignase al respecto. Por otro lado, como profesora de economía, mi interés por Cuba, su sistema económico, sus gentes y la posibilidad de poder ayudarlas me inquieta y me motiva muchísimo.
    Me gustaría saber en qué consiste y cómo podría colaborar. La idea sería para Agosto.
    Espero vuestra respuesta. Un saludo. Marta Caldú

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.