Inicio blog Voluntariado en Chile. Santiago y Colina

Voluntariado en Chile. Santiago y Colina

Esta aventura está siendo una experiencia nueva en todos los sentidos, tanto para mi compañera Lydia como para mí; es la primera vez que hacíamos un voluntariado internacional y la primera vez que viajábamos a América latina. Tanto Lydia como yo queríamos trabajar con niños y niñas, pero realmente no supimos nuestro destino ni el proyecto concreto hasta el final. En un principio íbamos a estar en Colina, municipio a unos 20 km de Santiago de Chile con otras dos compañeras, pero una llamada nos cambió los planes y nuestro destino final sería otra ciudad chilena, Coyhaique, al sur del país, con un proyecto diferente al de Colina, pero también con niños y niñas. Fue inesperado, pero enseguida nos pusimos en marcha a organizar todo con ilusión, y meter algo más de ropa de abrigo, ya que la temperatura media de la zona ronda los 2,5ºC en invierno, estación en la que nos encontramos.

Estas semanas hemos estado disfrutando de Santiago de Chile y Colina, ya que nos propusieron mantener una estancia de una semana y así poder conocer un poco más a fondo el maravilloso proyecto que tienen aquí, además de a sus gentes.

El Centro de Colina trabaja principalmente con “la mujer” por la mañana y por la tarde realizan diferentes talleres con los niños y niñas, bien dentro del centro o fuera de él. Tanto las monitoras como los chiquillos nos han acogido y recibido con los brazos abiertos, y en seguida nos sentimos una más del grupo. No solo hicimos talleres, nos adentramos un poco más en su mundo y pudimos visitar algunas casas y que los propios protagonistas nos contaran más a fondo algunas duras situaciones con las que viven día a día, sin que se les quite la sonrisa de la cara. Aunque breve, la experiencia ha sido muy enriquecedora.

Me sorprendió lo rápido que nos adaptamos al ritmo y a la ciudad. Lydia y yo nos quedamos en una de las casas de Santiago junto a las hermanas (que nos han tratado con gran cariño). Estuvimos moviéndonos hasta Colina diariamente para participar de las actividades que se realizaban en el centro. Teníamos 1h y media de camino, pero nos ha servido para movernos por Santiago como pez en el agua.

Hace dos días viajamos ya al sur, donde tenemos nuestro proyecto, ya estamos empezando a organizar cosillas, que os iremos contando más adelante. Nosotras seguiremos intentando absorber todo lo que podamos de este maravilloso país y de sus gentes.

Elisa Garrido

Chile
Julio 2018

3 Comentarios, RSS

  • Maricarmen

    comenta:
    27 julio, 2018 a las 4:27 pm

    Muy bien guapas ,me encanta veros se ve que hace frío pero seguro que lo estáis disfrutando ,seguir así muchos besos

  • María

    comenta:
    27 julio, 2018 a las 6:20 pm

    Qué emotivo, Elisa. La sociedad necesita a más personas como ustedes.

    Mucho ánimo y a seguir disfrutando de la experiencia.

  • Lola

    comenta:
    31 julio, 2018 a las 9:38 am

    Muchas gracias por compartir y movilizar los sueños que tenemos algunos de volver a vivir esa experiencia. Aprovechad a tope cada día, cada momento, cada persona que eso es lo que os va a mantener vivas y motivadas en vuestro día a día para contagiar y sensibilizar del trabajo tan impresionante que realiza TDS. 😘

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.