2020 – 2021 seguimos promoviendo el cambio y apostando por procesos de desarrollo

Dos mil veinte ha sido un año muy duro en el que, más que nunca, las personas a las que acompañamos han necesitado que sigamos a su lado. Para nosotros esta urgencia de enfrentar la pobreza y la desigualdad, principalmente de las mujeres y de sus familias, se ha visto agudizada con la pandemia. Por ello, hemos hecho un gran esfuerzo para dar continuidad a los procesos de desarrollo con los que Taller de Solidaridad estamos comprometidos. Gracias a la inestimable colaboración y el compromiso de las personas y entidades que nos apoyan hemos contribuido a que más de 1.100 mujeres en condiciones de vulnerabilidad mejoren su situación, la de sus familias y la de sus comunidades.

En 2021 nuestro firme compromiso a través de la inversión de fondos propios es seguir acompañando 8 procesos de Cooperación Internacional en Bolivia, Chile, Colombia, Perú y R.D. del Congo. La totalidad de estos proyectos son iniciativas con los que venimos trabajando desde hace muchos años. Además, este año continuaremos impulsando el Proyecto Hilandera, en Málaga, un emprendimiento social textil con el que contribuimos a la inserción laboral de mujeres en riesgo de exclusión, y que nace de la apuesta conjunta de nuestra Fundación junto con la Congregación de las SSJ y la Fundación Marcelino Champagnat. Esperamos, a lo largo de 2021, ampliar la formación ocupacional en el ámbito textil a muchas más mujeres.

Desde Taller continuamos con nuestra propuesta de seguir trabajando en pro de una Comunidad Global que nos permita fomentar los espacios en los que las personas, y especialmente las mujeres, puedan participar en la transformación social. Además, en tiempos de la COVID-19, hemos querido seguir rompiendo fronteras apostando por el intercambio de experiencias y abriendo nuevas ventanas a nuestros proyectos. La tecnología ha entrado en nuestras vidas para quedarse y gracias a ella hemos podido poner en marcha la serie de programas Miradas de Ida y Vuelta, que este año nos ha permitido acercaros más que nunca la realidad de las personas con las que trabajamos en Perú, Bolivia, República Democrática del Congo, Colombia y también en España. Queremos agradecer su disposición a todas las personas responsables de los proyectos con los que trabajamos y que se han prestado a participar en esta iniciativa desde Bolivia, República Democrática del Congo, Perú, Colombia y Nicaragua. Todas ellas nos han transmitido sus vivencias en los momentos más duros de esta crisis y queremos reconocer el gran esfuerzo que han hecho para seguir adelante con el trabajo en sus comunidades. Este año los viajes a proyectos de nuestro equipo técnico y las experiencias de nuestros voluntarios y voluntarias internacionales, dada la situación, no ha sido posible. Las vivencias y el contacto directo con la realidad son insustituibles, así que esperamos que pase esta situación y podamos volver a disfrutar de esa cercanía física tan necesaria. Mientras, seguiremos abriendo las ventanas que la tecnología nos permita para estrechar lazos entre todas las personas que forman parte de la familia de Taller de Solidaridad.

Este año la pandemia ha sobrevolado también sobre las actividades que nuestra fundación desarrolla en España en los ámbitos de la Sensibilización y la Educación para el Desarrollo, y del Comercio Justo. Teniendo en cuenta la dificultad para seguir trabajando de manera presencial en los centros educativos y queriendo aportar valor a las necesidades que se generaron al inicio de la pandemia, lanzamos la campaña #yomequedoencasa para apoyar a las familias ofreciendo actividades que permitieran trabajar, con los niños y las niñas, los valores con los que sensibilizamos en los centros educativos. En el ámbito del Comercio Justo y el consumo responsable también las circunstancias nos han llevado a dar grandes pasos, y un ejemplo de ello ha sido la fabricación de las mascarillas, con las que hemos demostrado que es posible reinventarse en situaciones de crisis y dar respuesta a una doble necesidad social como la de contener la pandemia y seguir mejorando la vida de las mujeres a través del acceso a un empleo digno. De hecho, gracias a la confección de nuestras mascarillas éticas, hemos podido contratar en el Proyecto Hilandera a otras tres trabajadoras, sumando ya un total de seis mujeres contratadas. La fabricación de estas mascarillas y su venta a través de nuestra tienda online nos ha dado la oportunidad de seguir manteniendo este taller en marcha y de proteger el empleo de las mujeres que trabajan en él. Además, gracias a la difusión de la iniciativa en Ropa Hecha con Amor y en el Proyecto Hilandera, se están abriendo muchas puertas que nos están ayudando a acercar este modelo de producción ética y sostenible a muchas personas y entidades.

Nuestra intención este año es dar a conocer nuestros proyectos y nuestros productos de Comercio Justo y consumo responsable a través de la tecnología; en estas fechas se hacen difíciles nuestros tradicionales mercadillos de Navidad, nuestras cestas navideñas y todas las iniciativas que nuestros voluntarios y voluntarias y nuestros colegios desarrollan con tanta ilusión y cariño. Así que, este año os animamos a que invitéis a vuestras familias y amigos a regalar solidaridad y a comprar sus presentes navideños en nuestra tienda online. Y que esta Navidad nuestros regalos sirvan para cumplir los sueños y las ilusiones de quienes los reciben y de las personas que los producen.

Este año, más que nunca, agradecemos a todos y todas los que nos habéis acompañado vuestro compromiso y os invitamos a seguir haciéndolo el próximo año dos mil veintiuno.

Regala solidaridad

¡No te pierdas las novedades del Taller!

Rellena el siguiente formulario y suscríbete a la Newsletter de Taller de Solidaridad.