Inicio blog Gracias

Gracias

Gracias

GraciasAunque se han quedado muchas cosas en el tintero, que rondan mi cabeza y mi corazón, el tiempo se ha acabado y las dificultades técnicas, unidos al trabajo y a la consecuente falta de tiempo, han impedido que os pueda contar aquí muchas más de esas cosas que quedan aún guardadas en mi interior, pero tal y como prometí tengo pendiente enseñaros algunos videos que a buen seguro, os gustarán.

Pero ahora ha llegado el momento de daros las GRACIAS

Gracias por haberme seguido, por haber vivido como propio lo que yo os iba contando, por haber abierto esta ventana a través de la cual yo he intentado que mis ojos, mis oídos, mi olfato, mi piel y mi corazón fueran los vuestros.

Gracias a los que me habéis mandado vuestros comentarios y a los no lo habéis hecho, pero me consta que habéis estado junto a mí en este sueño compartido.

Y ahora también quiero dar un GRACIAS enorme a los amigos y familiares que quisisteis confiar en mí aportando vuestro grano de arena en forma de dinero sin más encargo de que lo gastara según mi criterio y con la plena confianza de que llegaría y se emplearía allí donde más se necesitara.

Gracias 2Según habréis comprendido a estas alturas, el lugar con más carencias materiales, aún siendo un espacio digno en su entorno, es la Maternidad de Sainte Bernardette, de modo que cuando faltaban un par de semanas para mi vuelta, le dije a Midi que pensara qué necesitaba pues contábamos con 650 dólares para ello.
Lubumbashi es una ciudad muy grande, por tanto se puede encontrar casi de todo, siempre que se pueda pagar y ese es un verdadero problema porque las cosas tienen que llegar desde fuera y eso incrementa los precios de una forma indecente.

Pues allá que nos fuimos de compras para la maternidad.

Gracias 4Después de mucho pensar, se compró un “Ambu”, que es una máscara que se utiliza para ayudar a respirar a una persona, y en este caso su utilidad es primordial en los nacimientos pues cuando el niño no respira por sí mismo, esta máscara le suministra el oxígeno que le puede salvar la vida (su precio superó los 300 $). También se compró un aparato para dar aerosoles pues según decía Midi, a veces acuden bebés que tienen problemas respiratorios y esto le permitiría ayudarlos (129 $); dos termómetros; una bolsa de agua caliente de las de toda la vida porque cuando un niño necesita calorcito le ponían botellas con agua y dos “calentadores” de agua, consistentes en una resistencia que se introduce en un cubo para tener agua con la que lavar a los niños.

El dinero restante -que no era mucho-, le pedí a Midi que se lo quedara, pues en este tiempo hemos visto que a veces llegan madres o niños que necesitan un medicamento y no tienen ni para comprarlo y ella tiene que soportar el dolor y la tristeza de no poder ayudarlos. Mientras dure este dinero, aunque no sea mucho, podrán proporcionarse algunos medicamentos a quienes no pueden pagárselos.
No quiero que se me pase comentar que en el barrio de la Katuba, las siervas tienen un Taller de Costura donde ahora mismo dan trabajo a dos chicas, a las que se ha formado para que puedan ganar un sueldo cosiendo.

Gracias 3Para darles un poco de trabajito y que se ganaran un dinero, les encargué un traje congoleño para mí y al probármelo pude comprobar que no había espejo donde mirarse; Lola me llevó a una habitación y me pidió que me subiera en una silla para poder verme el traje en uno pequeño que hay sobre un lavabo. Por tanto, ante tal precariedad le pregunté cuánto valía un espejo grande para que lo pudieran colocar en el taller y que los clientes se vieran con facilidad. Con 50 dólares Lola ya podrá comprar ese espejo, también gracias a vosotros.

Por todo esto os reitero las gracias y espero no haber defraudado la confianza que pusisteis en mí cuando me disteis el dinero. Tenéis que saber que pensaba en cadas uno de vosotros cuando hicimos estas compras.

Os sigo emplazando en este lugar para completar y “cerrar” este blog en los próximos días.

Josefina Nieto / R.D. del Congo 2014

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.