Inicio Noticia La salud un derecho necesario para impulsar el desarrollo de las comunidades

La salud un derecho necesario para impulsar el desarrollo de las comunidades

La salud un derecho necesario para impulsar el desarrollo de las comunidades

La salud es un derecho humano fundamental e indispensable para el ejercicio del resto de derechos humanos y para el desarrollo personal y el de las comunidades. En el caso de las personas que viven en situación de pobreza y extrema pobreza, es un activo indispensable; sino gozan de salud no pueden acceder a otros derechos económicos y sociales, como son el derecho al trabajo o el derecho a la educación.

Más allá de la dotación de instalaciones hospitalarias y de la posibilidad de acceder a la atención sanitaria para gozar de una vida sana, hay que tener en cuenta otros aspectos igualmente necesarios. Desde Taller de Solidaridad hemos puesto el acento en dos de estos aspectos el acceso al agua potable y la prevención de la mortalidad materna por la falta atención sanitaria durante el embarazo y el parto. Con apoyo del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid a lo largo de los dos últimos hemos trabajado para promover el acceso a este derecho a la salud en Guatemala de la mano de la entidad Sagrada Tierra facilitando el acceso a agua potable y en Nicaragua de la mano de INPRHU (Instituto de Promoción Humana) mejorando la salud materno-infantil.

En Guatemala, en el municipio de Fray Bartolomé de las Casas la mayoría de las familias no tenían acceso a agua potable ni para su consumo, ni para su utilización en la agricultura. Esta situación sumada a la falta de saneamiento hacía que el índice de enfermedades gastrointestinales y respiratorias fuera muy elevado. Entre las opciones para mejorar esta situación nuestra socia local, Sagrada Tierra, que trabaja de forma integral con estas comunidades, ha dotado de eco filtros a 32 familias y a 2 escuelas, para que tengan acceso a un sistema cómodo y limpio para potabilizar agua. Esta medida ha venido acompañada de un programa de formación dirigido a 80 mujeres en temas de salud preventiva con el se ha brindado información y conocimientos básicos para que el consumo de agua y alimentos se haga en forma higiénica y libre de contaminantes y se ha trabajado en la importancia de formar en hábitos de higiene personal, familiar y comunitaria para la prevención de enfermedades y control de epidemias. Con estas formaciones se ha contribuido además a que estas mujeres se conviertan en lideras de sus comunidades, ya que han sido las responsables de difundir y replicar las formaciones recibidas para que todas las familias del municipio mejoren su salud.

En Nicaragua, en el Municipio de San Lucas, nuestro socio local INPHRU viene trabajando a través de distintos proyectos para reducir el número de casos de mujeres que mueren en el parto. Una situación que en la mayoría de los casos se debe a que muchas de estas mujeres no acuden a la Casa Materna del Municipio a dar a luz y tienen a sus bebés en casa. Para prevenir esta situación y mejorar la salud materno-infantil en este municipio, se ha estado trabajando en la sensibilización y formación de la población sobre la importancia de la atención médica durante todas las fases del embarazo: proporcionado atención y seguimiento a 70 mujeres durante el embarazo, el parto y la etapa postnatal; capacitado a 15 parteras comunitarias para que puedan atender casos de emergencia y formando a 90 brigadistas para que den charlas y asesoren a padres y madres de niños y niñas menores de 5 años, sobre prevención y tratamiento de enfermedades comunes, y sobre alimentación y nutrición adecuadas. A lo largo de este proceso de sensibilización, desde noviembre de 2018 a junio de 2019, no se ha producido ninguna complicación durante el embarazo y el parto.

Desde Taller de Solidaridad seguiremos trabajando para que la salud sea un derecho fundamental al que puedan acceder las mujeres y los jóvenes con los que trabajamos en distintos países. El acceso al agua potable y fomentar un modelo de Salud Familiar y Comunitario poniendo el foco en la salud materna, salud reproductiva y salud infantil han sido dos de las premisas de nuestro trabajo de los dos últimos años para impulsar el desarrollo de las comunidades con las que trabajamos en estos dos países de Centroamérica.