Inicio Noticia Oportunidades para jóvenes nicaragüenses en el ámbito rural

Oportunidades para jóvenes nicaragüenses en el ámbito rural

Oportunidades para jóvenes nicaragüenses en el ámbito rural

Desde julio de 2018, TdS ha apostado por apoyar el programa Jóvenes Constructores en el departamento de Madriz en Nicaragua. Un programa que nace con vocación internacional y que en Centroamérica es promovido por Catholic Relief Services y desde octubre de 2015 implementado en Nicaragua a través del Instituto de Promoción Humana (INPRHU).

Este programa nace de un modelo urbanístico de atención a jóvenes en riesgo, y se ha ejecutado en países como El Salvador, México, Guatemala, Estados Unidos, Honduras y algunos países de África, con éxito en la reducción de índices de violencia en las comunidades en las que se ha desarrollado. En el caso de Nicaragua INPRHU es el referente y el único ejecutor del proyecto en una zona rural. Hasta la fecha ya han participado dos promociones de jóvenes y con el apoyo de nuestra entidad, de la Xunta de Galicia y de la Comunidad de Madrid se ha abierto la participación una tercera y cuarta promoción.

Jóvenes Constructores está dirigido a fomentar oportunidades para un trabajo decente y un crecimiento económico sostenible para hombres y mujeres jóvenes del medio rural, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, que Naciones Unidas establece en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El programa busca alcanzar este objetivo y promover la inclusión socioeconómica de jóvenes rurales y fomentar el tejido asociativo local a través de acciones formativas, de la puesta en marcha de emprendimientos individuales y/o colectivos, de grupos de auto ahorro y préstamo, y de participación de estos jóvenes en cooperativas.

A través de estas líneas de trabajo, cuyos componentes fundamentales son conseguir el liderazgo y la empleabilidad juvenil de jóvenes en riesgo de exclusión, se busca entre otros aspectos: la capacitación en habilidades para la vida y el trabajo, la formación vocacional, la reinserción escolar, la inserción laboral y la formación empresarial. Otro de los objetivos del programa es el dar a los jóvenes herramientas que les permita seguir caminos saludables para tomar las riendas de sus vidas, apoyar a sus familias y fortalecer sus las comunidades.

Con el objetivo de lograr la sostenibilidad de las acciones, los jóvenes y sus familias son formados en la metodología GAAP (Grupos de Auto Ahorro y Préstamos) la cual consiste en capacitación, conformación y funcionamiento de un pequeño grupo comunitario donde ahorran y se realizan préstamos a sus miembros. Durante su participación en el proyecto, los jóvenes realizan trabajo comunitario con el objetivo de fortalecer el liderazgo juvenil en la comunidad. Dentro de esta estrategia los participantes realizan jornadas de limpieza, reforestación y rehabilitación de viveros y de senderos turísticos, de apoyo a huertos escolares y de conformación y seguimiento a comedores comunitarios (exclusivos para madres lactantes, niños, niñas y personas de la tercera edad).

En verano de 2018, gracias a la Xunta de Galicia,  comenzó el trabajo con la tercera promoción de participantes, 68 mujeres y 62 hombres jóvenes de los municipios de Somoto, las Sabanas y Totogalpa. Estos jóvenes ya han participado en cursos de formación sobre emprendimiento y asociacionismo, habilidades para la vida y en cursos sobre apicultura y turismo rural, y en la actualidad se encuentran elaborando sus planes de vida. Estos planes de vida, una vez presentados y validados, se traducirán en la puesta en marcha de emprendimientos liderados por estos jóvenes, que lleven a dinamizar la economía local y a mejorar sus condiciones de vida.

Una de estas mujeres es Maryuri Yessel Rivera que, una vez superados los módulos formativos, se encuentra ideando su plan de negocio y que nos deja aquí su testimonio:

Jóvenes Constructores. Nicaragua

A partir del mes de marzo otros 50 jóvenes, 25 mujeres y 25 hombres, comenzarán con el programa formativo en el Municipio de Yalagüina, en este caso gracias al apoyo económico de la Comunidad de Madrid.