Inicio blog Voluntariado en Chile. Mis primeras sensaciones en la Patagonia Chilena

Voluntariado en Chile. Mis primeras sensaciones en la Patagonia Chilena

Hace ya como quince días que formamos parte de tod@s los chilen@s, donde cada día nos estamos enamorando más de este maravilloso país y de su gente, en el cual no paramos de estar haciendo actividades y talleres para los más pequeños y no tan pequeños. A Coyhaique hace un poco más de una semana que llegamos, donde nos recibió la hermana Josefina, una hermana de Palencia que lleva más de 50 años viviendo en Chile. En todo momento nos acogió con los brazos abiertos, y hemos pasado unos días muy divertidos con ella, ya que las risas han estado aseguradas y  por eso nos vamos a acordar de Josefina para siempre.

Coyhaique es el lugar donde voy a pasar todo lo que resta de este maravilloso voluntariado internacional, siendo una ciudad y comuna de la Zona Austral de Chile de la región de Aysén, perteneciendo a la Patagonia Chilena. La temperatura del clima entre Santiago de Chile y Coyhaique ha sido muy diferente y a la vez muy drástico, visto que desde que una baja del avión ya empieza a notar el cambio de temperatura. Durante estos días el frío se ha apoderado de nosotras, donde ha habido días con temperaturas de hasta -6 grados y con una sensación térmica de -9 grados. La adaptación al frío ha sido un poco dura, ya que en Barcelona nunca se han registrado estas temperaturas tan bajas y por lo tanto mi cuerpo no estaba acostumbrado a pasar tanto frío, pero ahora ya aguanto todo el frío que me pongan.

Después del primer fin de semana y el proceso de adaptación en Coyhaique, comenzamos a trabajar la primera semana en la Fundación DRACMA dirigida por las Hermanas de San José. Hay que decir que la semana ha sido un poco improvisada, visto que surgieron algún que otro contrapié de última hora con la planificación del planning. A la primera persona que conocimos de la fundación fue a Nai, una trabajadora del centro. Una vez tuvimos todo el planning programado empezamos a preparar todos los talleres y charlas que teníamos que dar durante esa semana, donde Elisa y yo nos entendimos a la perfección a la hora de realizarlo todo. La primera actividad que se llevó a cabo fue un cuentacuentos llamado “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?” en un centro de acogida de Coyhaique, donde pudimos comprobar la situación que presentan estos menores en su día a día, visto que nos sorprendió bastante la conducta de estos pequeños. Las responsables del centro nos estuvieron explicando el motivo por el cual estos menores estaban en este centro, y donde mayoritariamente son casos de violencia intrafamiliar, o que las autoridades han decidido que el ambiente familiar con el cual conviven diariamente no es el más adecuado para estos niñ@s. El objetivo era tratar un poco el tema de perspectiva de género, ya que la fundación DRACMA trabaja básicamente desde esa perspectiva. La segunda actividad realizada fue con la sede social adulto mayor Clotario Best.

Esta semana hemos empezado a trabajar en dos colegios fundados por las Siervas de San José: el Colegio Francisco Xavier Butinà de Coyhaique, y el Colegio Sagrada Familia de Aysén. La acogida en los dos centros ha sido muy buena, ya que en los dos sitios han contado con nosotras en todo momento sin conocernos. En los dos centro esta semana hemos llevado a cabo una actividad de perspectiva de género, donde se han extraído datos muy importantes, ya que Chile y especialmente la región de la Patagonia es una de las regiones más machistas del país y el hecho de trabajar este tema con los jóvenes ha ido muy bien, para concienciarles un poco sobre los estereotipos que existen en la sociedad actual. Decir que todos los menores que han participado en este taller han salido muy contentos con el resultado, ya que decían que se deberían realizar más talleres como estos.

Por otro lado, también hemos realizado un taller de alimentación con los apodera@s de los menores, para fomentar unos hábitos alimentarios saludables en la dieta de su día a día.

Hasta aquí, ha sido de momento mi estancia en la Patagonia Chilena, donde en las próximas semanas os iré contando los nuevos acontecimientos que están por llegar en los próximos días.

Dar énfasis, a la importancia de que tanto Chile como España sean dos países totalmente diferentes, existen muchos aspectos en los cuales los dos deben seguir trabajando como por ejemplo la igualdad entre ambos géneros, fomentar constantemente en las escuelas y medios de comunicación una erradicación del machismo, para conseguir que no haya más machismo en la sociedad actual en la cual vivimos, y sobre todo trabajar en la eliminación de todas aquellas desigualdades sociales, con las cuales convivimos en nuestro día a día.

Un abrazo muy fuerte.

Lydia
Coyhaique-Chile
Agosto 2018

2 Comentarios, RSS

  • María de los Angeles Saucedo

    comenta:
    7 agosto, 2018 a las 3:23 pm

    Lydia: Muchisimas gracias por su servicio, por el corazón solidario, lleno de alegría y amor que llevan a cada rincón donde van. Que el Señor siga animando y fortaleciendo su generosidad y entrega con los que más necesitan.
    Rezamos por esa experiencia y agradecemos a Dios por tu vida.
    Hermanas de la Zona virgen de Luján- Argentina

  • Maria Rosa Montes

    comenta:
    7 agosto, 2018 a las 5:07 pm

    Gracias Lidia y Elisa por vuestra trabajo en esa zona privilegiada de Chile.Mientras unas estamos de vacaciones ,otras trabajan gratuitamente por los demás. Un abrazo grandote para ti y para las Siervas.

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.