Voluntariado en Perú. Siguiendo nuestro camino

Ya llevamos 3 días en Lima ,en la residencia que tienen las Siervas de San José, las cuales nos hacen sentir como en casa desde el minuto cero. Esta residencia es un punto de encuentro de todas, donde se cuidan a las que están delicadas de salud y se van haciendo mayores (aunque nunca lo son). Su mente atesora muchos recuerdos y vivencias, una se queda embobada escuchándolas.

Por las mañanas temprano se acerca el colibrí a visitar las flores que hay en el jardín y deleitarnos con su sonido. Es una casa llena de amor y paz. Da mucha alegría ver lo dinámicas que son dentro de sus limitaciones.

Al lado tienen el colegio, cruzan por el patio donde tantos años dieron clase, hoy en día dirigido por una laica, antigua alumna. Tuvimos la oportunidad de conocerlo, y de asistir a una obra de teatro de las estudiantes en el escenario del salón de actos, que TdS contribuyó a construir.

Al día siguiente nos fuimos al cerro Pacífico. Allí nos encontramos con Delia, una Laica Josefina que cruza para ir a los peligrosos cerros para ayudar a los niños con actividades y refuerzo escolar.

Los niños viven en condiciones deplorables, pero sus padres los mandan limpios, ya que es una forma de mostrar y mantener su dignidad. Antes eran más voluntarios, pero ahora solo está ella y una compañera.

Lima nos recibió gris, una ciudad muy caótica, con mucha contaminación. Nos cuentan además que la crisis se ha visto agravada por la entrada masiva de venezolanos.

Ahora nos espera el pueblo de Checacupe, en la sierra andina, desde donde seguiré escribiendo.

En los ojos están todas las verdades que la boca no puede decir

Mª Carmen Souto
Checacupe-Perú
22-8-2018 a 22-9-2018

6 comentarios en “Voluntariado en Perú. Siguiendo nuestro camino”

  1. Felicitaciones Mari Carmen.Hermoso ayudar al projimo y hermoso recibir tanto amor del projimo.Experiencias enriquecedoras que quedsran guardadas por siempre en tu corazon

  2. Muchas gracias Mari Carmen.
    Se nota que estás disfrutando de todo, dejándote traspasar por todo lo que te rodea. Lima no es una ciudad especialmente acogedora pero las Siervas allí, como en todos los lugares que están, hacen de nuestras estancias entre ellas estén llenas de cariño y aprendizajes. Un abrazo muy fuerte

  3. Querida Maricarmen, qué alegría encontrarte de nuevo VIENDO la realidad con el corazón. Que el Señor Jesús siga acompañando tus pasos y dándote toda la gracia que necesitas para vivir este tiempo de gracia a su estilo. Ánimo, Compi querida. Desde aquí te seguimos acompañando. Alertas. Rosario Bosque

  4. Querida Maricarmen, qué alegría encontrarte de nuevo VIENDO la realidad con el corazón. Que el Señor Jesús siga acompañando tus pasos y dándote toda la gracia que necesitas para vivir este tiempo de gracia a su estilo. Ánimo, Compi querida. Desde aquí te seguimos acompañando.
    Apertas. Rosario Bosque

  5. Felicitaciones Mari Carmen y Compañera.
    La recuerdo con cariño .Tu presencia en Bolivia dejó muchos recuerdos bonitos
    Ahora estás acompañando al pueblo de Checacupe donde he estado 11 años, desde el comienzo y las fotos me tren lindos recuerdos…Gracias por su compromiso a pesar del frío de esa Reguión-Andina .Animo Que Dios-de la Vida las acompañe. Abrazos a cada una. Las quiero.

  6. Hola Mari Carmen lo que tu haces es la labor más grande del mundo ojalá yo tuviera tu valentía y tu gran corazón. Un beso muy grande para todas/os los que hacéis que este mundo sea mejor. Hasta vernos AMIGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te interesa la igualdad?

No te vayas sin el libro "Mujeres que lucharon por la igualdad"

Mujeres que lucharon por la igualdad libro