Ecos de igualdad: la radio, un altavoz para el desarrollo social

Celebramos el Día Mundial de la Radio a través de nuestros proyectos de cooperación

 

Con más de cien años, la radio es una anciana con una salud de hierro, que se ha convertido en el gran referente de la comunicación. Vivimos en la era de la tecnología, de Internet y las redes sociales, pero según la ONU, todavía más de 2.600 millones de personas aún no tienen conexión a la red. En cambio, cerca del 80% de los hogares en todo el mundo cuentan con una radio, con independencia de su nivel económico o de alfabetización. Sin duda, es el medio más accesible e inclusivo de divulgación informativa y a su vez una potente herramienta formativa.

¿Qué hace de este medio una herramienta tan poderosa?

 

  • Democratiza el acceso a la información. No entiende de clases sociales, niveles educativos o económicos. Su accesibilidad y bajo coste permiten a cualquier persona y comunidad, por muy remota que sea, ejercer su derecho a estar informados.
  • Forma y transforma. Los programas educativos y culturales tienen el poder de transformar mentalidades y conciencias. Contribuyen a preparar a una sociedad con mayor capacidad crítica y reflexiva desde una opinión propia basada en una información compartida y contrastada.
  • Crea comunidad. Permite vincular a las personas de diferentes lugares, que a través de las ondas comparten historias, experiencias y desafíos locales, lo que fomenta la empatía y fortalece los lazos sociales, además de intercambiar una valiosa información que en muchas ocasiones contribuye a solucionar problemas de otras comunidades a través de la narración de estas experiencias.
  • Da voz a quien no la tiene. A través de las ondas, se abordan cuestiones que en muchas sociedades aún siguen siendo temas tabúes o se consideran parte de la cultura y por lo tanto no se plantean. La equidad, los derechos de las mujeres, la inclusión de las personas o la riqueza de la diversidad encuentran en la radio el altavoz perfecto. Da voz a miles de personas que a menudo son silenciadas, contribuyendo así a la construcción de sociedades más justas e igualitarias.
  • Inmediata, flexible y creíble. La información llega directa y rápidamente al oyente. Puede estar en cualquier lugar o haciendo varias cosas y seguir informado al mismo tiempo. Tiene una gran credibilidad entre la población en general porque no se esconde en el anonimato de las redes, ni se vincula a la imagen de personas concretas, como en la televisión. 

¿Cuál es el papel de la radio en el desarrollo de las sociedades?

La radio, por tanto, tiene un papel fundamental en el desarrollo de las sociedades, especialmente en los países en vías de desarrollo, donde se erige como un medio de comunicación transformador en los proyectos en los buscamos impulsar la igualdad de género y fortalecer los lazos sociales en las comunidades, y a su vez formar a la población. Algo que tenemos muy presente, y por ello la radio es un componente destacado y un perfecto aliado en varios de nuestros programas, por su valor como:

Herramienta de empoderamiento y visibilización de la situación de las mujeres y la juventud
 
  • Las radios locales y comunitarias están siendo fundamentales como espacios de comunicación y de denuncia ante la situación de falta de acceso a la formación y al mercado laboral de las mujeres, y de la violencia de género a la que se ven expuestas, así como la repercusión que ésta tiene en las propias mujeres, sus familias y las comunidades. Al hacerlo público se contribuye también a su empoderamiento y a la movilización social ante esta realidad. Las mujeres y la juventud se convierten en portavoces y en agentes de cambio al poder expresar su opinión y su visión sobre aquello que les afecta. Algo que se refleja en el proyecto de Wasi Nazaret, que apoyamos en Perú junto a las Siervas de San José desde hace más de quince años, gracias a la colaboración de la Diputación de Jaén en gran parte de este recorrido.
  • Aún más significativo es el papel de la radio en el proyecto de Emprendimientos para la igualdad en Piura, también en tierras peruanas, en el que trabajamos junto a la institución de comunicación popular Cutivalú, que tiene en su radio el principal baluarte para trabajar con un público en situación de vulnerabilidad, contribuir a movilizarles y transformar esa realidad. Algo similar vivimos en Bolivia, donde colaboramos para conseguir el empoderamiento económico, social y político de las mujeres guaraníes con otra radio, el Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA).  Ambas instituciones radiales cuentan con el compromiso y el apoyo de la Xunta de Galicia.
 
Transmisor de cultura y de derechos
 
  • En muchas zonas, una de las pocas maneras que tienen los pueblos de transmitir sus costumbres, y de conocer y defender sus derechos es a través de las ondas. La radio contribuye a la conservación de las raíces, más allá del traspaso oral de conocimiento de padres a hijos. En lugares como la Amazonía peruana, donde trabajamos por el derecho a la soberanía alimentaria de los pueblos indígenas Awajún y Wampis ,más del sesenta por ciento de las familias no cuentan con los recursos mínimos para adquirir alimentos básicos, lo que contribuye a altos índices de desnutrición infantil. En cambio, resulta paradójico el profundo conocimiento que tienen de la biodiversidad de la selva, algo que tratamos de transmitir y promover para conseguir producciones viables para las comunidades que sean respetuosas con el medioambiente. Y la radio Kampagkis se ha convertido en una gran aliada para que las organizaciones indígenas puedan estar presentes en espacios de participación ciudadana donde ejercer su derecho a la alimentación respetando sus costumbres. La Generalitat Valenciana facilita en esta ocasión el acompañamiento a los pueblos indígenas amazónicos.
Altavoz del desarrollo y el emprendimiento local desde la igualdad
 
  • Muchas regiones están viendo cómo sus ingresos aumentan, pero la población sigue viviendo en situación de pobreza. Los negocios locales no cuentan con financiación suficiente y el apoyo de las autoridades es escaso. Ante este panorama, la radio contribuye a impulsar la igualdad de oportunidades al dar voz a emprendimientos de la zona, desafiando estereotipos de género y ofreciendo modelos y referentes a seguir. Algo fundamental en algunos de los proyectos en los que trabajamos en Perú junto a la Asociación Jesús Obrero CCAIJO, con los que tratamos de fortalecer negocios locales, como la apicultura o pequeños emprendimientos agrícolas, artesanales y de restauración dirigidos, en gran parte por mujeres, a través de su inclusión en la ruta turística Ausangate, en la zona de Cusco. La Xunta de Galicia y la Generalitat Valenciana colaboran una vez más en el apoyo y fortalecimiento de estos emprendimientos rurales.

Aprovechamos el Día Mundial de la Radio para dar las gracias a esta anciana de salud de hierro por seguir siendo una gran aliada del desarrollo, la igualdad y la justicia social. Y celebramos esos ecos de igualdad que resuenan desde hace más de cien años a través de las ondas y que esperemos nunca dejen de sonar.

¿Te interesa la igualdad?

No te vayas sin el libro "Mujeres que lucharon por la igualdad"

Mujeres que lucharon por la igualdad libro